domingo, 4 de septiembre de 2011

Educar para cuidar nuestro pachamama y por ende la vida

Actualmente estamos presenciando una destrucción casi masiva de nuestra pachamama/madre Tierra. Contaminación del suelo, el patrimonio natural y cultural no es valorado por personas, empresas e instituciones nacionales e internacionales. El desarrollo económico y el aumento de la población va reduciendo las fuentes acuíferas, bosques, nevados y páramos, eliminando especies de plantas y animales. Esto pone en peligro la biodiversidad y algunas prácticas culturales milenarias. Existe vergüenza y subvaloración cultural en los  pueblos autóctonos. La educación no forma para el cuidado, respeto preservación y recreación de nuestro patrimonio. Por lo que es necesario despertar y fortalecer nuestra sensibilidad para "ver" la realidad y replantear nuestra práctica pedagógica y priorizar el reconocimiento, valoración y preservación de la cultura y patrimonio natural de nuestros pueblos.

Es concordante nuestro pensamiento con el teólogo, filósofo, escritor, profesor, ecologista Leonardo Boff, cuando manifiesta: "Dada la crisis generalizada que vivimos actualmente, todas las educaciones deben incluir el cuidado de todo lo que existe y vive. Sin el cuidado, no garantizaremos una sostenibilidad que permita al planeta mantener su vitalidad, los ecosistemas, su equilibrio, y nuestra civilización, su futuro. Nos educan para el pensamiento crítico y creativo, para tener una profesión y un buen nivel de vida, pero nos olvidamos de educar en la responsabilidad y en el cuidado del futuro común de la Tierra y de la Humanidad. Una educación que no incluya el cuidado demuestra ser alienada e irresponsable. Los analistas más serios de la huella ecológica de laTierra nos advierten que, si no cuidamos, podemos conocer catástrofes peores que las vividas este año de 2011 en Brasil y en Japón. Para mantenerse, la Tierra podrá, tal vez, tener que reducir su biosfera, eliminando especies y millones de seres humanos.

Entre tantas excelencias propias del concepto de cuidado, quiero hacer hincapié en dos que interesan a la nueva educación: la integración del globo terrestre en nuestro imaginario cotidiano y el encantamiento por el misterio de la existencia. Cuando contemplamos el planeta Tierra desde el espacio exterior, surge en nosotros un sentimiento de reverencia al ver nuestra única Casa Común. Somos inseparables de la Tierra, formamos un todo con ella. Sentimos que debemos amarla y cuidarla para que nos pueda ofrecer todo lo que necesitamos para seguir viviendo"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada